Un encuentro cercano con la muerte fue el que encauzó a Pepe Soho, egresado del International Center of Photography de Nueva York y responsable de la marca SOHO, a retomar la fotografía, además de llevarlo a emprender un viaje de tres años para recorrer el mundo. Después de esta travesía, el artista regresó a México para establecer Mystika, un museo multisensorial ubicado en la entrada a las ruinas de Tulum, en Quintana Roo; destaca que esta experiencia inmersiva toma el bagaje cultural de México y lo exalta en una perfecta armonía entre la naturaleza y la tecnología. Te recomendamos: Teatro Insurgentes reabre con ‘Blindness’, una vivencia sensorial Mystika es una propuesta poética fantástica para quienes encuentran en la obra la fragilidad de la frontera entre la realidad y la ficción. Pepe recurre a la inclusión de conceptos, hace referencia a su persona, vivencias y las fusiona en el arte de la fotografía.

La experiencia en el museo permite que el espectador se adentre y forme parte del mundo mágico creado por Soho. Sin necesidad de explicaciones, permite a los espectadores experimentar el arte en primera persona. Desde que el espectador entra a recinto comienza la vivencia surreal al encontrarse con un muro de puertas infinitas de una estructura externa que hace referencia a las mejores esculturas nacidas de Burning Man. Con luces y efectos tridimensionales en sintonía, la persona se adentra en este mundo de imágenes e instalaciones, permitiéndole experimentar las pirámides mayas y meditar en los muelles. Siempre acompañado de la inmensidad de las magníficas vistas de México, con formatos artísticos y digitales con los que Pepe sitúa la experiencia entre la realidad y la fantasía. 

El recorrido sigue al encontrarse con una pirámide de espejos de Chichen-Itzá en una noche estrellada, interpretación del artista, de la conexión de los mayas con la fuente divina y el cosmos.  Continua con el domo 360 grados, en el cual se aprecian las ruinas de Tulum y la feroz serpiente de Kukulkán bajo un cielo despejado sin duda hará que se encuentre en presencia de experiencias que no se explican con la razón.  Finalmente, termina el recorrido con la instalación de espejos infinitos, que transportan al espectador a los tres santuarios más emblemáticos de México. 

El recorrido está inmerso en el área de galería, donde se puede admirar la colección de 40 fotografías de gran formato, incluyendo Believe, Zen, Sueño Maya, Noil y Mystika. Además, proyecta Espíritu, el cortometraje en el que Soho rinde homenaje al caballo, el animal que cambió su rumbo. Mystika se inspira en el realismo mágico mexicano, en el encuentro de lo extraño con lo peculiar a través de ejercicio inmersivo que confronta la concepción de la naturaleza, adicionalmente esta corriente tiene un gran valor para México, pues es atribuible a grandes artistas nacionales, como el internacionalmente reconocido director Guillermo del Toro.

Fuente: https://www.milenio.com/cultura/tulum-mystika-el-primer-museo-con-una-experiencia-inmersiva
Publicado por: Milenio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *